Del conductismo al constructivismo

Dos corrientes, dos formas muy diferentes de educar: el conductismo y el constructivismo. El primero aboga por indicar el camino; el segundo inspira a construirlo. En el primero el protagonismo recae más en la figura del maestro, el cual actua como transmisor de conocimiento; en el segundo el protagonista es el alumno y el rol del maestro es el de inspirar, moderar y organizar.  Sin lugar a dudas ambos con sus ventajas e inconvenientes, pero la pregunta que normalmente nos asalta como padres y docentes es: ¿cuál de los dos estilos es el más apropiado de acuerdo con mis necesidades? ¿Qué otros estilos existen? ¿Cuándo debo combinarlos?

Sigue leyendo

Las tareas evolutivas básicas

Una de las cuestiones más importantes en el ámbito de la educación es cómo adecuar los diferentes factores que intervienen en la construcción de la personalidad del niño o niña para poder asegurar que éste se desarrolla dentro de las expectativas asumidas. Estos factores son, entre otros, las diferentes estrategias utilizadas por parte de los educadores, el ambiente familiar, la relación con los adultos y con otros niños, los referentes, y así un largo etcétera. Sin embargo, la catedrática en psicología de la educación, María José Díaz-Aguado, en su obra Educación intercultural y aprendizaje cooperativo, señala que el estudio de la personalidad del niño se debe realizar partiendo, preferentemente, de las tareas evolutivas básicas (de ahora en adelante TEB).

Sigue leyendo