¿Qué es verdaderamente educar?

Todo el mundo ha hablado de ello alguna vez. Todos los que somos madres y padres también. Los maestros, por descontado. Sin embargo, después de preguntar y preguntar, de leer y de leer, he llegado a la conclusión que educar es un concepto muy personal. Sí, es cierto, en el diccionario y en la wikipedia aparece la definición de educar, pero ¿hasta que punto la educación es algo que se puede definir de forma sistemática? ¿Por qué hemos de aceptar que la educación sea homogénea para todos y todas, en vez de potenciar las individualidades de cada persona – que para ello decimos que es única ?

Sigue leyendo

Anuncios

Sobre el desarrollo moral en niños y adultos: Kohlberg

En este post voy a revisar una de las teorías sobre el desarrollo moral más sencillas, pero no por ello menos acertada, sobre cómo se va desarrollando la conciencia moral en las personas a través de su paso por la vida. Estoy hablando de la Teoría del Desarrollo Moral de Lawrence Kohlberg.

Sigue leyendo

¿Y cómo se relajan los maestros?

En el anterior post hablamos sobre cómo podemos trabajar con los alumnos la relajación después del recreo. Tal como ya indicamos, después de esa media hora de exaltación necesitan ellos (y nosotros) volver a centrar la mente, a evitar la dispersión. Pero déjame hacerte una pregunta: ¿cómo te sientes tú después de la última clase? Te has parado a pensar qué podrías hacer para relajarte? Hoy voy ha explicarte una serie de prácticas en base a mi experiencia personal y que creo que pueden inspirarte para motivarte a encontrar tu propia estrategia de relajación.

Sigue leyendo

Una forma de relajarse en clase después del recreo

Una de las cosas que más me preocupa cuando estoy ante mis alumnos es poder precisar el grado de atención que pueden tener después de esa vorágine necesaria llamada recreo. Casi todos suben excitados, con la mente muy dispersa debido a la cantidad de interacciones que han llevado a cabo. Sin embargo, es necesario para ellos esa media hora de descontrol y desfogue, puesto que la liberación de energía acumulada durante las dos primeras horas de clase lo requiere.

Sigue leyendo

Los cuatro criterios fundamentales para programar una sesión

Una de las cosas con las que me topé de lleno cuando empecé las primeras prácticas (las del Prácticum I) de la carrera de magisterio fue que todo lo que había entendido y practicado acerca de la didáctica, ya sea general o específica para una determinada área curricular, ahora pasaba a una dimensión muy distinta: ya no se trata de hacer una propuesta didáctica que sólo se la va a leer un profesor de universidad para ponerme una nota. No, ahora tengo delante un grupo de 21 alumnos con necesidades concretas, en un contexto determinado y con unas características y posibilidades que los hace únicos, irrepetibles.

Sigue leyendo