El arte de escuchar – Erich Fromm

arte_escucharISBN: 978-8449322518 – Acabado de leer el 16 de agosto de 2016

Puntuación personal: 7/10

El psicoanálisis como herramienta para el autoconocimiento. Fromm nos argumenta los motivos principales por los que debemos ser capaces de auto-psicoanalizarnos con el objetivo de comprendernos mejor a nosotros mismos, saber por qué tomamos ciertas decisiones y cómo liberarnos del narcisismo.

 

Mis notas

La neurosis es la incapacidad del ‘yo’ de poder reprimir los impulsos del inconsciente. Esta debilidad del ‘yo’, de la parte consciente, se debe a diversos motivos, los cuales deben de ser detectados y llevados a la parte consciente con el objetivo de comprenderlos y así librarnos de sus efectos.

El psicoanálisis es una técnica de análisis de la mente que permite explorar los deseos reprimidos y cómo estos se manifiestan en la conducta de la persona a través de diferentes disfraces. Muchas veces el comportamiento irracional de una persona se debe, precisamente, a la manifestación inconsciente de dichos deseos reprimidos. Estos deseos pueden estar enquistados en la psique incluso desde la niñez, lo cual dificulta enormemente su localización y, por tanto, su tratamiento.

Por otra parte, muchas de las patologías de la conducta tienen por consecuencias más inmediatas la incapacidad del individuo de llevar una vida auténtica. Dicha incapacidad se debe precisamente al desarrollo de una personalidad altamente narcisista en la que el individuo sólo es capaz de comprender el mundo a través de sus necesidades, sus postulados y su forma de ver las cosas. No se ve al otro. No hay ‘otredad’, como diria Byung-Chul Han.

Una de las formas más eficaces de poder superar ese narcisismo que inmoviliza al ser humano es, precisamente, a través del desarrollo de una vida auténtica que permite al individuo fijarse más allá de las necesidades propias. En otras palabras, leer el mundo con unas claves interpretativas no egocéntricas. Fromm describe el papel de las religiones precisamente como aquellos códigos de conducta y formas de pensar y actuar que tienen como fin último superar ese narcisismo. En palabras cristianas, un santo es una persona que ha superado completamente su narcisismo. Pero hay otras formas de poder librarnos de tal narcisismo, y es a través del autoconocimiento y de la puesta en práctica del vivir el presente de forma consciente, sin dejar que el pensamiento automático actúe por su cuenta. Cuando el pensamiento automático es el que lleva a cabo la mayor parte de nuestras acciones diarias, especialmente las más rutinarias, es cuando hablamos de estar en un estado de semidespierto  o semiconsciencia. Paradójicamente, Fromm afirma que normalmente estamos más despiertos cuando estamos dormidos que no en el estado de vigília. Eso se debe a que cuando estamos dormidos, nuestra mente realmente está más liberada para comunicarse a través de los sueños con la parte consciente, mientras que en el estado de vigilia entran en funcionamiento un ejercito de procesos que automatizan nuestra vida con el riesgo que eso comporta en cuanto a que dichos procesos pueden estar influenciados por las exigencias manipuladoras de nuestro entorno, y en especial por las de la sociedad en la que vivimos.

Finalmente, cabe recalcar que las posibilidades de éxito que tiene una persona para poder superar cualquier patología relacionada con la infelicidad requiere de dos aspectos que son, según Fromm, claves e imprescindibles para poder tener éxito en dicha empresa, a saber: los factores constitucionales de la persona, es decir, las características físicas y psíquicas en cuanto a la resilencia y la percepción de dolor físico y/o mental entre otros. En segundo lugar, la voluntad de la persona de querar cambiar. Este último aspecto es de vital importancia, ya que la voluntad para cambiar es también la facultad de la persona para movilizar sus energías para orientar su vida hacia donde quiere dirigirla.

Anuncios