Sobre el desarrollo moral en niños y adultos: Kohlberg

En este post voy a revisar una de las teorías sobre el desarrollo moral más sencillas, pero no por ello menos acertada, sobre cómo se va desarrollando la conciencia moral en las personas a través de su paso por la vida. Estoy hablando de la Teoría del Desarrollo Moral de Lawrence Kohlberg.

Esta teoría define tres etapas muy concretas y que son fácilmente observables, ya sea a través de los comportamientos o bien a través de pruebas más específicas. A continuación las describo poniendo el énfasis en las etapas más tempranas, es decir, aquellas en las que la niña o niño están en la Educación Infantil y Primaria. También hay que destacar que todas las etapas se desarrollan siempre en dos fases.

  1. Etapa pre-convencional
    • Fase 1: El niño o niña tiene muchos deseos por descubrir y experimentar las cosas que le ofrece el mundo (contexto) que le rodea. Es por ello que en esta fase es muy importante comprender como adultos que el niño o niña no actua de forma egoísta, sino que trata de comprender qué posibilidades y limitaciones tiene en todo aquello que hace, percibe o siente. Esta fase es la propia de edades muy tempranas. La podríamos acotar en la que va desde el primer año de vida hasta los tres. También es posible que dure un poco más en algunos casos, cosa que no debe preocuparnos en absoluto. Es muy importante remarcar que en esta fase el niño o niña respeta las normas morales únicamente por miedo al castigo o por contentar a los adultos que le rodean. Este factor es muy importante a tener en cuenta, ya que nuestra labor educativa no puede darse ‘por concluida’: es más bien el comienzo, ya que dicho respeto es completamente ficticio: el niño o niña no entiende el significado del comportamiento – tampoco el de la norma -, pero es capaz de entrever la relación causa-efecto que tienen sus acciones o las de los demás.
    • Fase 2: El niño continúa explorando incansablemente, pero ahora se enciende la primera chispa de la conciencia colectiva. En otras palabras, empieza a entrever que las personas que le rodean también tienen necesidades. Esta fase puede solaparse parcialmente con la anterior, así que podríamos fijar que se lleva a cabo entre el segundo y cuarto año de edad.
  2. Etapa convencional
    • Fase 1: Ahora la niña o niño ya comprende, con mayor o menor discernimiento, la importancia de las normas sociales, de convivencia y del bienestar común. Esta fase es delicada, ya que la niña o niño trata de comportarse según el canon de comportamiento socialmente aceptado, cosa que puede provocar que su comportamiento sea forzado. En otras palabras, puede haber pérdida de la espontaneidad (y por ende de la creatividad normalmente asociada a estas edades) por intentar adecuar su conducta a una que quizás no sea la que realmente encaje con las vivencias que hasta ahora han configurado su relación con el mundo. Esto puede provocar insatisfacción temprana y puede afectar tanto al rendimiento académico como al desarrollo afectivo, especialmente al de la autoestima.
    • Fase 2: Esta fase es la consolidación de la anterior. Aquí el niño o niña asume la necesidad de adecuar su comportamiento al contexto en el que se encuentra. Por ejemplo, no levantará la mano en la mesa para hablar, como sí que pudiera hacerlo en clase, pero entiende la necesidad de respetar el turno de palabra de su hermano que ahora está hablando. Esta etapa suele situarse entre los 5-6 años y los 10-12. Esta etapa es sumamente importante para asentar los fundamentos de una buena convivencia que beneficie tanto al niño como a las personas con las que convive en los diferentes escenarios de su día a día.
  3. Etapa post-convencional
    • Fase 1: En este momento del desarrollo moral, el niño o niña (más bien adolescente) empieza a ser consciente de la importancia del respecto a las leyes que rigen las relaciones entre los individuos en una sociedad. Florece la idea de ciudadano, de los derechos propios como persona y como individuo de una comunidad. En muchos casos, se intenta cumplir con todos los preceptos impuestos y autoimpuestos por la propia moralidad, creencias o ideales.
    • Fase 2: Ésta última etapa del desarrollo moral representa la madurez ética del individuo y se debe tener en cuenta que no todas las personas logran alcanzarla. La idea esencial de este momento es que el individuo es capaz de llevar a la práctica un juicio crítico, argumentado y justificado sobre las normas sociales. Dicho de otra manera: es capaz de valorar si las normas sociales son las que deberían ser de acuerdo con su visión del mundo. Es aquí donde surgen replanteamientos de su vida moral, sobre sus creencias y sus ideales. La edad con la que se suelen ver los primeros indicios de esta actitud crítica ante los convencionalismos sociales se verá condicionada, entre otros muchos factores, en base a las experiencias vitales que haya tenido hasta el momento, su comprensión de la realidad social, su bagaje académico y su actitud ante la vida. Aún así, suelen aparecer los primeros indicios entre los 18 y 25 años.

En conclusión, la teoría de Kohlberg es un referente importante, a la vez que sencillo, que nos puede servir de mucha ayuda en el momento de diseñar actividades que tienen que ver con temas de ética, espiritualidad o religión. También es de gran ayuda tenerla en cuenta para poder entender los juicios de valor que hacen nuestros alumnos, sus motivos y sus fundamentos en base a la etapa en la que se encuentran, normalmente alineada con la edad biológica.

Finalmente, también es de utilidad en le momento de plantear objetivos en los proyectos pedagógicos, en el Plan de Convivencia de Centro y en todos aquellos lugares y momentos en el que se tenga que comprender las motivaciones de uno u otro comportamiento de los niños y adolescentes. Una forma de poder observar directamente estos patrones de conducta moral es a través de actividades que se fundamenten en dinámicas de grupo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s