Total Physical Response – Actividades TPR

Uno de los principales problemas con los que nos enfrentamos cuando intentamos comunicarnos en una lengua diferente de nuestra lengua materna (L1) es el hecho de que conocemos muy poco o nada sobre el vocabulario básico y sobre las frases de uso común: quiero esto, veo aquello, me encuentro así, etc.

Este problema, obviamente, también se da en los primeros años de la infancia: cuando nuestros hijos o alumnos se enfrentan a un contexto en donde se habla un idioma diferente de su L1. Es por ello que encuentran difícil comunicarse en esa lengua extranjera (l2) si previamente no han adquirido algunas competencias lingüísticas elementales para poder comunicarse a través de ella.

Es por este motivo que se han estudiado las diferentes formas de cómo el ser humano adquiere el lenguaje y cómo aprende una lengua. El lingüista norte americano Noam Chomsky ya enunció una teoría que es muy importante tener en cuenta: todo ser humano está biológicamente preparado para aprender una lengua materna, sin importar el grado de dificultad que ésta comporte y a través de un proceso natural y espontáneo – es decir, sin realizar un estudio sistemático de la misma. Sin embargo, otras teorías, como la del periodo crítico, nos argumentan científicamente que el cerebro está más preparado para aprender idiomas antes de llegar a la pubertad, a partir de la cual cada hemisferio cerebral se especializa en una serie de competencias exclusivas con respecto de su homólogo.

Esto confiere que el aprendizaje de los idiomas realizados durante este periodo crítico sea asumido por el cerebro en su totalidad, de una forma similar a cómo aprende la lengua materna, aunque las condiciones sociales, es decir, de acceso a la lengua L2 no sean tan accesibles como la de la L1. Precisamente, por este factor social en el aprendizaje de las lenguas, Vygotsky enfoca su teoría del aprendizaje de las lenguas con respecto a la importancia de la interacción social, es decir, a mayor exposición al idioma a aprender, mayores posibilidades de que el aprendizaje sea más significativo y, por consiguiente, más efectivo en términos de conseguir desarrollar las habilidades lingüísticas básicas anteriormente mencionadas.

Pero la cuestión es cuando nos vemos ante el reto de conseguir que un grupo de alumnos, ya sea de Infantil o Primaria, empiezen a desarrollar esas competencias lingüísticas básicas, especialmente cuando el único contexto comunicativo en lengua extranjera sea la asignatura específica de la misma (asumimos que por norma general es el inglés). Pues bien, una de las estrategias más efectivas en cuanto a arrancar ese aprendizaje es el Total Physical Response, también conocida como actividades TPR.

La idea central es respetar el periodo de silencio de los alumnos – aquel periodo en que una persona no tienen acceso a la producción oral pero sí que desarrolla las capacidades de comprensión oral dentro de sus límites y conocimiento – utilizando para ello una serie de actividades centradas en dar instrucciones orales a los alumnos. Estas instrucciones se dan en la lengua L2 que se está aprendiendo y los alumnos sólo tienen que responder mediante acciones físicas a los mandatos del maestro, educador, etc.

Las ventajas del método es que se suele adquirir un cierto número importante de vocabulario básico a través de acciones que demuestran que realmente hay una comprensión oral real.

El problema de este tipo de actividades es que no podemos centrar la docencia únicamente en ellas, es decir, tienen un factor desmotivante, ya que los alumnos no tienen posibilidad de desarrollar su propia autonomía e iniciativa al estar siempre pendientes de una orden a realizar.

En conclusión, es un método bastante útil tanto para niños como incluso para adultos. No obstante, y tal como ya hemos mencionado anteriormente, no es conveniente abusar mucho, ya que sus limitaciones son importantes, siendo quizás la imposibilidad de poder trabajar conceptos abstractos la más importante.

Os dejo un vídeo en donde aparece una clase en la que se está llevando a cabo una actividad TPR. Es importante fijarse en el detalle de la combinación que se realiza de ésta técnica con el test de comprensión al final de la clase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s