La técnica Niko-Niko para la motivación

Todo maestro sabe que la motivación es vital para poder conseguir que el aprendizaje sea significativo. No hay situación peor que la de ver a tus alumnos desmotivados ante una nueva actividad. Sin embargo, aunque los criterios y beneficios de la motivación son muy numerosos y están ampliamente descritos en innumerables libros de pedagogía y didáctica, no es fácil pasar de la teoría a la práctica.

La cosa se agrava cuando, además, lo que buscamos es motivar a nuestros alumnos de cara a aprender a convivir con el resto de la comunidad educativa, especialmente con sus compañeros de la clase. Hay recetas de todo tipo para motivar extrínsecamente, desde las más tradicionales (el castigo sin recreo, la negociación, etc. ) a las más innovadoras. Yo voy a comentar hoy la técnica Niko-Niko que se puede combinar también con otras técnicas como la de La Locomotora de la cual hablaré también en un futuro post.

La técnica Niko-Niko realmente es difícil encontrarla como tal en los libros de pedagogía convencional. Yo la encontré dentro de mi antigua área de conocimiento: las ciencias de la computación, y está orientada, principalmente, ha dejar ‘rastro’ de cómo te encuentras en relación al trabajo realizado y tu relación con en el entorno.

El mecanismo es muy sencillo, y aunque existen muchas variantes, la idea original se basa en crear la rutina de poner al final del día, en la casilla correspondiente del calendario, una cara contenta si todo ha ido bien, es decir, si me encuentro motivado y mi relación con el trabajo y el entorno la considero satisfactoria. Para los casos en que no lo tengo muy claro, es decir, para aquellos días en que falla algo (la motivación por el trabajo o nuestra relación con el entorno) entonces ponemos una cara neutra. Finalmente, si no nos encontramos a gusto ni con el trabajo ni con el entorno, entonces ponemos una cara triste.

Calendario niko-niko. Fuente: http://www.indracompany.com/es/blogneo/calendario-niko-niko-midiendo-felicidad-equipos-trabajo
Fuente: http://www.indracompany.com/es/blogneo/calendario-niko-niko-midiendo-felicidad-equipos-trabajo

 

Además, las caras se suelen pintar con los colores del semáforo, es decir, de lo que se trata es que todo el mundo vea a simple vista el ‘ambiente’ general del equipo, en nuestro caso el del aula. A partir de este calendario, se puede realizar el seguimiento de aquellos alumnos que por algún motivo se encuentran a disgusto en clase, no tienen ánimo por las tareas o si hay alguna cosa que les preocupa.

Ésta técnica también se puede aplicar como refuerzo o complemento a otras estrategias educativas, especialmente al trabajo por proyectos, ya que permite observar cómo se han desarrollado los estados de ánimo durante un periodo concreto de tiempo. De hecho, creo que es una práctica que los adultos también deberían auto-exigírsela cada día para conocer mejor cómo se encuentran y ponerse manos a la obra si detectan que alguna cosa no va bien.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s