Educación intercultural y multicultural: ¿dónde está la diferencia?

En el anterior post (Diferencia entre prejuicio y estereotipo) ya comenté que en educación intercultural los términos prejuicio y estereotipo suelen confundirse en cuanto a su significado de la misma forma que ocurre con los conceptos multicultural y intercultural. En este post voy a comentar, a grandes rasgos, las principales diferencias entre estos dos últimos para intentar contribuir a deshacer esa ambigüedad en el uso de los mismos que tan alegremente se utilizan sin hacer distinción alguna en muchos trabajos académicos y conversaciones de café.

Atendiendo a la obra de María José Díaz-Aguado: Educación Intercultural y Aprendizaje Cooperativo, la educación multicultural no considera las relaciones de poder entre diferentes culturas, es decir, siempre ve la diversidad cultural desde la perspectiva etnocéntrica: la visión exótica que tiene la sociedad dominante con respecto a las sociedades dominadas, remotas o desconocidas. Esta forma de presentar las diferencias culturales se centra, casi por obligación, en el uso de tópicos, prejuicios y estereotipos de muchos tipos. El problema radica en que el discente se lleva una impresión muy desviada de la realidad, creyendo que únicamente su sociedad, su mundo, es el que está únicamente en  posesión de ‘la verdad’. Esto ha llevado a los diferentes países (especialmente a los de Occidente) a elaborar currículums que tan sólo incorporaran la educación en la diversidad cultural como un ‘tema más’ o como una ‘cosa opcional’, algo así como ‘dar un poco de culturilla’. Tal y como hemos podido ver hasta aquí, no hay casi posibilidad de que estos contenidos se conviertan en conocimiento significativo para el alumno (salvo excepciones que pueden contarse con los dedos de la mano).

Como respuesta a la limitada educación multicultural, aparece el concepto de educación intercultural, que es el que actualmente está substituyendo al anterior de educación multicultural en el sistema educativo de hoy en día. La educación intercultural tiene por principal objectivo evitar los errores de concepción que dieron lugar a la educación multicultural, es decir, se define por ser una forma de innovación educativa que pretende acercar la realidad escolar a la realidad social mediante diferentes estrategias, como por ejemplo poner el énfasis en las relaciones entre iguales y la promoción del pensamiento crítico, la reflexión y la libre exposición de ideas.

Otro aspecto muy importante de la educación intercultural es la voluntad de la misma de implicar al máximo al alumno en su proceso de enseñanza-aprendizaje, es decir, el discente pasa a ser el protagonista de la construcción de su propio conocimiento, hecho muy valorado hoy en día en casi todas las áreas de educación debido a la transición del conductismo al constructivismoComo ya se puede entrever, la parte práctica de esta pedagogía se fundamenta en el intercambio, la interacción y la cooperación entre culturas, es decir, aprovechando la riqueza de la diversidad cultural que caracteriza tanto hoy a nuestra aulas. Esta aspecto también es clave en esta aproximación didáctica, puesto que fomenta la integración de los colectivos minoritarios a través del reconocimiento de su riqueza cultural en vez de seguir el aspecto asimilador de la escuela tradicional en donde sólo importa la cultura local  y dominante.

Tampoco hay que dejar de lado otros aspectos más curriculares de esta visión de la educación, como por ejemplo el hecho de poner el acento tanto en las diferencias como en las semejanzas; el hecho de percibir la cultura como un ente dinámico que evoluciona y se transforma generación tras generación; el análisis y critica cultural y el hecho de considerar la diversidad cultural como un elemento enriquecedor y necesario para poder ofrecer una educación de calidad.

Finalmente, me gustaría dejar constancia de la lista de los objetivos de la educación intercultural, ya que son como una clara declaración de intenciones en cuanto a su forma de entender la educación en su dimensión socializadora e integradora, así como un referente para educación en valores:

  • La lucha contra la exclusión
  • La adaptación de la educación a la diversidad
  • El respecto del derecho a la propia identidad
  • Contribuir en el avance al respeto de los derechos humanos

Espero que con este post haya podido contribuir un poco más a diferenciar estos dos términos, que como podéis ver encierran una diversidad de significados más allá de lo que habitualmente se cree.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s