Arte y Ciencias Sociales

Ernst Gombrich nos dejó en el 2001, pero sigue siendo uno de los más destacados historiadores del arte gracias a su genial producción literaria enfocada a hacer accesible la comprensión de la producción artística a los no-expertos. A modo de síntesis, en este post vamos a repasar algunos de los conceptos fundamentales sobre arte que Gombrich nos dejó y que sin lugar a dudas nos serán muy útiles en el momento de transmitir a nuestros alumnos muchos de los conceptos que las producciones visuales enmascaran. También nos apoyaremos en las ideas de E. Eisner i E. Panofsky, que sin lugar a dudas complementan las ideas y procedimientos enunciados por Gombrich.

En primer lugar, Gombrich nos alerta de la existencia de tópicos atribuidos al arte y que son solo formas de no entender correctamente qué es realmente el mismo. Entre algunos de los tópicos que menciona, me quedo con aquel que dice que ‘se considera una obra de arte a toda producción plástica que representa la realidad con un nivel de detalle y precisión rozando lo absoluto‘. Un contra-ejemplo para desmentir este tópico sería, por ejemplo, que la velocidad del galope de un caballo no es lo que una obra figurativa nos presenta, ya que la sensación de velocidad se puede ilustrar perfectamente con cualquier otro tipo de estilo o corriente artística, como las que nos ofrecen las vanguardias de principios del siglo XX. Lo mismo ocurre con los sentimientos y las emociones: si estos son tan reales como la realidad percibida por los sentidos ¿cómo los puedo representar mediante el arte figurativo? La conclusión a la que nos quiere hacer llegar Gombrich es que debemos de despojarnos de todo perjuicio y intentar observar una obra de arte por las capacidades estéticas que nos provoca más que en juicios de valor sobre si la técnica aplicada se ha hecho o no de forma correcta y si lo representado se acerca en mayor o menor medida a la realidad.

Una de las estrategias para poder deshacernos de esos prejuicios es saber un poco más sobre las motivaciones de las producciones artísticas llevadas a cabo por los artistas. Algunos ejemplos son:

  • El arte es una producción humana hecha por y para seres humanos.

  • La mayoría de las producciones artísticas no han sido pensadas para ser expuestas en museos, sino que son encargos realizados a los artistas con fines más bien profesionales.

  • Aquello que le preocupa realmente al artista es acertar con su obra más que la búsqueda de la belleza u otros cánones estéticos.

También Gombrich insiste en el hecho de que no existe una pauta universal para analizar una obra de arte ya que cada manifestación artística es una creación única del artista. Sin embargo, Elliot Eisner – académico estadounidense que se centró en el estudio sobre la importancia de las artes en los procesos de enseñanza-aprendizaje – definió cinco dimensiones comunes a toda obra artística:

  1. Experiencial: aquello que nos hace sentir la obra

  2. Formal: su estructura y composición

  3. Simbólica: significado de la obra

  4. Material: con qué materiales se ha llevado producido

  5. Contextual: las condiciones sociales, culturales y artísticas que rodean la obra

Además, para cada tipo de obra artística, nos enumera qué es lo más relevante a tener en cuenta:

  • Pintura: la composición, la forma y el color

  • Escultura: la forma, el volumen y la masa

  • Arquitectura: el espacio. También se puede valorar como una escultura

Finalmente, podemos concluir que la observación es el aspecto clave en la apreciación y disfrute del arte. Ahora bien, hay que aprender a mirar. Para poder hacerlo de una forma sencilla y asequible en una aula de Primaria, las pautas de observación son, por lo general, una buena estrategia para poder transmitir en qué se han de fijar nuestros alumnos en el momento de contemplar una obra artística. Para ello, Erwing Panofsky – académico alemán que centro su estudio en la iconografía – estableció tres niveles para poder analizar una expresión artística a través de la observación:

  • Primer nivel: qué es aquello que se ve (discurso denotativo)

  • Segundo nivel: de qué trata la obra (escenas, protagonistas, …)

  • Tercer nivel: qué significado ilustra (discurso connotativo)

En conclusión, no es cuestión de definir que es o que no es el arte, sino más bien aproximarse al conocimiento de todas las cosas que le rodean, desde que aparece la idea en la cabeza del artista hasta que la obra es admirada, utilizada o manipulada por la audiencia a la cual fue destinada y cómo ésta se apropia de ella redefiniendola en base a su propio imaginario individual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s